23 noviembre 2022, Miércoles de la XXXIV semana del Tiempo ordinario

11/22/2022 8:11:35 PM
Lectionary: 505
evangelio-del-dia.jpg

Primera lectura Apoc 15, 1-4

Yo, Juan, tuve una visión: Vi en el cielo otra gran señal maravillosa: Eran siete ángeles, portadores de las últimas siete plagas, con las cuales Dios pondrá fin a su cólera.

Vi también una especie de mar de cristal, mezclado con fuego; y los vencedores de la bestia, de su estatua y del número simbólico de su nombre, estaban de pie junto al mar de cristal, con las cítaras que Dios les había dado, y cantaban el cántico de Moisés, el siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo:

“Grandes y maravillosas son tus obras,

Señor, Dios todopoderoso;

justo y verdadero tu proceder,

rey de las naciones.

¿Quién no te respetará, Señor?

¿Quién no te alabará?

Ya que sólo tú eres santo,

y todas las naciones

vendrán a adorarte,

porque tus justas sentencias han quedado patentes”.

Salmo Responsorial Salmo 97, 1. 2-3ab. 7-8. 9

R. (Ap 15, 3b) Señor, tus obras son maravillosas.

Cantemos al Señor un canto nuevo,

pues ha hecho maravillas.

Su diestra y su santo brazo

le han dado la victoria.

R. Señor, tus obras son maravillosas.

El Señor ha dado a conocer su victoria,

y ha revelado a las naciones su justicia.

Una vez más ha demostrado Dios

su amor y su lealtad hacia Israel.

R. Señor, tus obras son maravillosas.

Alégrense el mar y el mundo submarino,

el orbe y todos los que en él habitan.

Que los ríos estallen en aplausos

y las montañas salten de alegría. R.

R. Señor, tus obras son maravillosas.

Regocíjese todo ante el Señor,

porque ya viene a gobernar el orbe.

Justicia y rectitud serán las normas

con las que rija a todas las naciones. R.

R. Señor, tus obras son maravillosas.

Aclamación antes del Evangelio Apoc 2, 10

R. Aleluya, aleluya.

Sé fiel hasta la muerte

y te daré como premio la vida, dice el Señor.

R. Aleluya.

Evangelio Lc 21, 12-19

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Los perseguirán y los apresarán, los llevarán a los tribunales y a la cárcel, y los harán comparecer ante reyes y gobernantes por causa mía. Con esto ustedes darán testimonio de mí.

Grábense bien que no tienen que preparar de antemano su defensa, porque yo les daré palabras sabias, a las que no podrá resistir ni contradecir ningún adversario de ustedes.

Los traicionarán hasta sus padres y hermanos, sus parientes y amigos. Matarán a algunos de ustedes, y todos los odiarán por causa mía. Sin embargo, ni un cabello de su cabeza perecerá. Si se mantienen firmes, conseguirán la vida’’.

Lên đầu trang